6/4/07

Persevera y triunfarás


Hablando con amigos y amigas (de la secundaria), medio en joda, medio en serio, salió el tema de la habilidad que tenía (que tengo) yo para planificar cosas y realizarlas siguiendo hasta las últimas consecuencias pase lo que pase, siguiendo el plan a la perfección.
Algunos a veces me llaman "cabeza dura"... (si, a veces lo soy)... pero mi papá me llama "persevera y triunfarás" jajaja.

Y salió el tema de como me conocieron ellos a mí. Que fue porque repetí 2do año y me cambié de colegio.
Hasta acá no es algo fuera de lo común. La cosa es como repetí. Y eso no es "tan" común. Porque yo "planifiqué" mi repetición. Cuando la mayoría de la gente repite porque le va mal en el colegio, porque estudia y aún así tiene notas bajas, porque le cuesta estudiar, porque es vaga, porque no le gusta estudiar, etc, etc ,etc.

No fue mi caso...
Yo repetí porque quería repetir...

Quería repetir para salir de un colegio que odié desde la primer semana de clases...
donde no tenía amigos, donde no me bancaba a nadie... por ser un lugar al que yo no pertenecía ni me identificaba con nadie... y eso para alguien de 12 años no es un tema menor. A esa edad necesitamos identificación y sentimiento de pertenencia y yo en ese lugar no tenía ninguna de las dos cosas...

Entré a un colegio en el que había examen de ingreso y era "prestigioso"...
a los 2 días me di cuenta que era una mierda (con perdón de la palabra). Como yo antes había ido a un colegio primario que tenia un convenio con ese secundario, si tenia un promedio arriba de 8 entraba sin hacer el examen.

Pocos lo lograban, ya que en la primaria te exigían mucho justamente por eso. Y era sabido que muy pocos lo aprobaban. Así que obtuve ese promedio y pude entrar sin hacer el examen. Entramos 6 chicas de mi grado, de un total de 45.

Las estúpidas que iban conmigo a la primaria apenas cruzaron el portón de la entrada se creían las más inteligentes, lindas y tops del mundo. No me hubiese asombrado que creyeran que tenían super poderes.

Era un colegio bien cheto y gente vacía por dentro. Y se pusieron todas a escuchar música electrónica (en ese entonces la llamaban marcha) y se olvidaron de sus amigos de la primaria, ya que por el solo hecho de no haber entrado a ese colegio "ya no merecían sus amistad". Yo nunca había sido amiga de ellas y no me gustaba escuchar esa mierda ni pensaba como ellas, así que por supuesto no tuve "la dicha" de pertenecer a ese grupito y me aislé.
Y por supuesto tampoco entre a otro grupito porque eran chicos provenientes de otros colegios primarios y hasta te miraban mal solo por eso.
Y mis amigas "de verdad" (que iban a otro colegio), que después me di cuenta que eran iguales o peores que las otras, y a las que no les había dado el promedio para entrar ni habían aprobado el examen de ingreso, "no hacían amistades" con la gente de "mi nuevo colegio" porque era un colegio que estaba a 7 cuadras del otro y siempre había habido rivalidad entre uno y otro.

Así que permanecí en ese colegio sin amigas ni amigos, ni una sola.
Me llevaba bien con un chico nada más, que había ido a la misma primaria que yo pero al turno tarde y que tampoco tenía amigos. Sobreviví al 1er año llevándome solo 2 materias (a marzo) en marzo aprobé una y pasé 2do. La única persona con la que me hablaba (pero que tampoco podía llamarse amigo) repitió y se tuvo que cambiar de colegio (ese era mi sueño) porque en ese "prestigioso" y puto colegio no permitían que te quedaras si repetías.
Así que pasé todo el 1er año estudiando mucho para permanecer en un colegio que me daba asco y sin amigas.

Esas vacaciones decidí que ya no quería seguir en ese edificio del horror y tortura psicológica llamado colegio. En realidad, que no quería estar ahí lo supe la 1er semana de clases de 1er año, pero ese verano decidí hacer mi "plan de salida" después de haberle pedido a mi mamá que me dejara cambiarme de colegio sin éxito alguno.

En 2do año pasaba lo mismo. Con la diferencia de que las taradas que tenía por compañeras estaban más estúpidas que en 1ro. Así que me cansé.
Como mi mamá quería que me quedara en ese colegio cuando yo le había dicho unas 384.963 veces que no me gustaba y me quería ir, no tuve mejor idea que repetir para que me saquen de esa réplica de tercermundista de "Azkaban" (para los que no leyeron o vieron Harry Potter, Azkaban es una prisión vigilada por seres llamados dementores donde a uno le absorben el alma. Los dementores se alimentan de sentimientos positivos, lo que explica que los prisioneros pierdan todas sus esperanzas y buenos sentimientos y pensamientos).

Así que en 2do año me dediqué a hacer de todo menos estudiar.
Para las únicas materia que hacia tarea o estudiaba o prestaba atención eran música e ingles y matemática, a veces, solo si había algún tema que me gustara (al revés de muchos, me gustaba esa materia, porque era como hacer juegos de ingenio).
Esas eran las unicas materias que me gustaban y además las profesoras eran copadas (la de matemáticas no, pero explicaba bien).

Y después me dedique a hacer la mía. No me importaba nada que no fuera repetir e irme de ahí.
Solo dibujaba, leía cosas que me gustaban, pintaba y pasaba mis recreos sola.

De más está decir que pasé unas 800 veces por el despacho de la "psicopedagoga" y lo escribo entre comillas porque ahora que tengo idea de esas cosas no puedo más que pensar que su título había sido un regalo de cumpleaños.

Hablando mal y pronto la mina no sabia un carajo. Y me llamaba porque las profesoras le decían:
"que la alumna Natalia había cambiado mucho",
"que la alumna Natalia antes tenia buenas notas y ahora en las pruebas entregaba hojas en blanco",
"que antes prestaba atención en clase y ahora dibujaba",
"que antes pasaba al frente y daba lecciones en grupo y ahora ni se molestaba en formar un grupo y prefería quedarse sola y decir "no estudie", para seguir dibujando",
"que la alumna Natalia hacía en el colegio tarea de inglés particular y eso no estaba permitido"...
y todas esas cosas que me reprodujo la psicopedagoga.

Hasta que la mina se dio cuenta que yo tenía un problema... por fin!
Aunque de eso se hubiese dado cuenta el portero mucho tiempo antes que ella, y el tipo no tenia título de nada.

Y me preguntó: A vos no te gusta colegio??
(A vos te parece que si???????? Sí me encanta! Me gusta no tener amigos, que me miren como a un bicho raro porque no me gusta la misma música que a ellos, que me discriminen porque no me gusta bailar cumbia y venir a esta mierda solo porque mi mamá quiere.)
Y me dijo: Si te interesa mejorar tus notas puedo arreglarte una entrevista con una profesora tutora para que te acompañe en el seguimiento y darte clases de apoyo, porque sino vas a repetir.
(En serio???????? Yo pensé que iba por buen camino. Date cuenta boluda!!! Repetir es lo único que quiero. No quiero tutoras, no quiero clases de apoyo, no quiero nada de este puto colegio. Lo único que quiero es irme. No entendes!!!???)
Así que le dije: No quiero nada. Me quiero ir.

La mina no entendió que yo me quería ir del colegio. Pensó que me quería ir del despacho.
Así que me dijo: Ok, yo no obligo a nadie a hablar conmigo, si queres anda al aula.
Y me fui. Dios mio! Más lenta imposible!

De acuerdo a mi plan mis notas de 2do año fueron deprimentes, salvo inglés y música.
Y a fin de año me había llevado todas las amterias menos esas dos. Una a diciembre: matemáticas, porque saber la mitad del programa no alcanzaba para aprobar y tampoco era algo que me interesara hacer. Las demás a marzo, y por supuesto ni me moleste en mover un dedo todo el verano y no estudié.

Cuando terminaron las vacaciones (las vacaciones para todos. Ya que las mías habían durado todo el año anterior) me presente a los finales y entregue de nuevo hojas en blanco y dije que no había estudiado en los orales.
Y al cabo de 3 exámenes reprobados (se necesitaban 3 para repetir) me dieron el premio:
un sello en mi legajo con la palabra ALUMNO REPETIDOR (parece ser que las chicas no repetían :P) bien grande y de color rojo.

Mi vieja, por supuesto, se enojó mucho y el único que me entendió fue mi viejo que fue el único al que le dije la verdad: que yo me quería ir de ese maldito lugar y había hecho todo lo posible para salir de ahí.

Mi mamá estaba enfurecida, pero yo no. Yo estaba contenta. Mi plan había tenido éxito. Por fin iba a salir de ese lugar. Eso para mí era lo más parecido a la libertad.

Así que en marzo busqué colegio nuevo.
No sin antes ir con mi mamá al colegio donde había repetido a buscar el pase.
Como mi mamá no se iba a dar por vencida tan facilmente, habló con la "dementora" para ver si me podía quedar.
La directora accedió a que me quedara solamente porque yo tenía "buena conducta"...
y claro, si lo único que hacía era dibujar. No jodía a nadie y los profesores no se quejaban de otra cosa que no fueran mis notas.
Y me llamó la vieja (directora) para decirme que me aceptaban de nuevo con la condición de que no me llevara materias. Y si repetía de nuevo que ahí sí me tenia que ir del colegio.
Así que le dije: Yo no quiero venir más a este colegio. Nunca me gustó. Mi mamá quiere que venga aca, pero yo lo odio.
Y estuvieron como media hora tratando de convencerme de que me quedara, que era un buen colegio (si claro!), que no todos tenían esa oportunidad, etc etc etc.
Y por supuesto no acepte la "oferta" así que busque otro colegio.
Ya habían empezado las clases, y perdí 3 días y un jueves, por fin me cambié.

En ese colegio era todo muy distinto. Era otro mundo. Gente simple, uno que otro cheto, pero la mayoría era gente simple, y buena onda.
Lo de simple iba más allá de tener plata o no.
Este colegio era hasta más caro que el anterior. Pero era gente que no se mandaba la parte ni te discriminaba por escuchar otra música ni por tu religión.
Cuando en el otro colegio faltar un viernes a misa (había misa todos los viernes antes de clases) equivalía a cometer un pecado enorme y te convertía en lo más parecido a un hereje.
No importaba si eras una mierda de persona. Pero si ibas a misa aunque te sentaras atrás de todo a joder con tus amigos eras mejor que alguien que faltaba pero ayudaba a cruzar la calle a las viejitas. Faltar a misa era terrible.

Bueno, en el otro colegio por fin tuve amigos, amigos de verdad, no gente falsa que fingía ser tu amiga para conseguir algo y después te descartaba como un pañuelito de papel.
Ahí tuve amistades de verdad con gente que sigo viendo y de los que están siempre pase lo que pase.

Y de ahí nunca más me lleve una materia. Ahí estudiaba de verdad, porque me gustaba y no me costaba, porque no quería repetir, porque me llevaba bien con mis amigos y con todo el curso.
Eso me llamó mucho la atención en un primer momento. No era amiga de todos, porque nadie es amigo de todo el curso. Pero no me llevaba mal con nadie.
En realidad nunca me llevé mal con nadie. Porque en el otro colegio nunca me molesté ni en discutir con nadie. No valían la pena. Los ignoraba. Y en el nuevo volegio (en mí colegio) no hacía falta. Porque la gente que no era mi amiga por lo menos me decía "hola" y nadie me miraba raro, y eso que venía de un colegio que no era muy querido por los otros colegios de la zona.

Puede decirse que la historia tuvo un final feliz :)

Bueno... a que venía todo esto?
Ah.. si! A que uno de mis lemas es "persevera y triunfarás"
He aquí una muestra de eso.

13 comentarios:

Karlita dijo...

hola nena, solo pase a decirte k me encanta tu blog, no puedo dejar d leerte, cada cosa k escribes me enseña algo :D
y claro, la constancia nos hace invencibles...

saludos desde el norte de mexico ;)

Our Lady Of Sorrows dijo...

increíble,,
la verdad, pensé qe no lo iba a leer todo,!
muy rara tu historia, jeje!
es como una pelicula de una chica llena de piercings y con el pelo negro y fuccia, =P
jaja!!!
yo nunca insisto en nada, no me caliento para lograr lo qe qiero, soy un desastre... jeje!
mi mayor logro, (por el cual me tuve qe esdorzar mucho y por eso estoy orgullosa) es haber leído por fin el Principito, jajaj!!!

We, mi colegio por suerte no es así,
no hay ningún cheto (cosa rara porqe es un colegio privado)

posdata: yo siempre quise dibujar en la clase, pero soy un desastre tmb en eso, y me frustra ¬¬

EsLoQ`HaY dijo...

en Chile las notas van desde un 1.0 a un 7.0 siendo el 4.0 el "azul" o el que te permite aprobar...
yo repeti 2º de secundaria (o liceo aca en chile) con un promedio de 6.7... si!!! 6.7 por baja asistenia.... de un 100% habia ido menos del 40% es que me cargaba levantarme temprano.. solo iba para los exámenes...
yo no lo planifique... pero por porro no me quede

Saludos... Slqhay.

EsLoQ`HaY dijo...

P.D.: tengo foto nueva vite!!!!!!

Gioconda dijo...

Karlita: Gracias por los halagos. Me alegra que te guste el blog. Con respecto a las enseñanzas de mi blog... nunca fue esa la intención, pero si lo que escribo te sirve de algo, bien venido sea :)

Our lady: Si, debo reconocer que es rara la historia... jeje. Nunca conocí a nadie que haya planificado su salida de un colegio ni que se ponga contenta por repetir, pero para mi eso significaba irme de un lugar donde sufría y la pasaba muy mal.
Con respecto a mi apariencia, en ese entonces no tenía piercings ni tatuajes, ahora si los tengo pero no son algo exagerado y dentro de todo "delicados", tampoco es que tengo un águila en la espalda jaja. La cosa es que de haberlos tenido en esa época no me hubiesen dejado entrar al colegio. Eran todos muy pacatos :P

Esloq'hay: Otro repetidor! La diferencia es que yo no hacía nada. En ese entonces se aprobaba con 6 de promedio en cada materia y yo estaba lejos de eso. Por desición propia.
Y faltar, falte muy poco. Eso tampoco fue excusa.
Pd: foto nueva! felicitaciones jeje

Max dijo...

Muy interesante la anécdota, está muy bien contada, me atrapó.
Y estoy totalmente de acuerdo con tu lema, nada es imposible (dentro de las capacidades humanas claro) si nos lo proponemos verdaderamente.
Saludos.

Señorita Cosmo dijo...

Yo también tengo mi historia de repeticiones pero por que no me gustaba estudiar.
Dejé el colegio en cuarto año y cuando me di cuenta que siempre iba a ser recepcionista en "esa" empresa me decidí a terminar el secundario para poder seguir una carrera.
Por supuesto, esta segunda vez no me llevé ninguna materia, no por que me gustara estudiar si no por que quería terminar pronto y tenía facilidad.
Yo detestaba el colegio. Cuando retomé era otra cosa, había pasado la dictadura y todo era distinto, pero mis tiempos de "escuela intervenida" los tengo preparados para un posteo.

(A mi me encanta la música electrónica!!!)

Gioconda dijo...

Max: Gracias por pasar. Si, la perseverancia es algo que me sirvio de mucho en la vida.

Señorita cosmos: Espero con ansias su post de la "escuela intervenida". Con respecto a la música electrónica, a mi no me gusta, pero no tengo problemas con la gente que la escucha, solo que la odiaba cuando iba a ese colegio porque me discriminaban por no escucharla y el hecho de escucharla me convertía en un ser parecido a los que me hacian pasar malos momentos, y tener cosas en común con esa gente era algo que me resultaba repugnante.
Ahora no me molesta. Que cada uno haga de su vida lo que quiera mientras no me moleste, porque yo no molesto a los demás.

Señorita Cosmo dijo...

Ahí pegué en mi blog el banner que copié de tu perro pero con el mío.
(no tendrá el porte del tuyo pero tiene buen corazón, ja!)

Meru dijo...

Jua, todo tiene un límite, pero es que aún no conocés el tuyo, parece!
:P
Sin llegar a tal extremo, coincido con tu postura!

Savarese dijo...

Sencillamente excelente. No pude dejar de leerlo hasta el final.

Gioconda dijo...

Señoritaa cosmos: Vi el banner de su perrito. Es hermoso!!

Meru: Conozco varias de mis limitaciones, pero no todas. En algunos casos mi único límite es la muerte.

Savarese: Muchas gracias!
Ya pasaré por su blog.

El Mostro dijo...

"No fue mi caso...Yo repetí porque quería repetir..." ¡Yo hice lo mismo en 4° año! Ya era un boludón. ¡Quién pudiese tener a los 16 la experiencia que tengo ahora! Un saludo desde Mosterio.